29 de abril de 2008

me encanta que los flanes salgan bien

(creo que ya he usado ese chiste en otra ocasión)
lo que diminuta ha aprendido esta semana es que
los planes, como las reglas, están para saltárselos.
los flanes están para comérselos.
lo tendría en cuenta a partir de ahora,
si no fuese porque la "nueva diminuta trabajadora"
-a la que le van a pagar por hacer esto mismo de escribir aquí, pero sobre cosas menos interesantes incluso-
se va a levantar todos los días a las seis de la mañana,
y eso no le va a permitir acordarse de nada.

3 comentarios:

hans k dijo...

lo bueno de escribir es que no es necesario acordarse de nada, sólo saber leer.

te he hecho un cd dijo...

tu encuentras trabajo y yo lo busco.
y que vas a hacer? guiones? jirones? jarrones?

aceptamos que no contestes mails por pereza y no por despecho, pero tú, no te costaría nada dedicarme unas lineas...

patri dijo...

¡felicidades!!!!