10 de junio de 2008

mili, micro, nano, pico, femto y ato

y con todos esos científicos prefijos
de gradual nimiedad,
resulta que en términos de paciencia,
a día de hoy,
sólo se pueden tener dos niveles:
más que un santo
y menos que un santo.
diminuta tiene menos.
pero le gustaría llamarla picopaciencia,
o paciencia y pico.

3 comentarios:

laluzenmi dijo...

femto y ato!
hoy, a las 9.43 de la mañana, ya he aprendido algo nuevo.
puedo dedicar el resto del día a otras cosas.
gracias diminuta.
(ahora que lo pienso, lo de pico como prefijo científico tampoco lo sabía... o sí?).

... dijo...

Si la paciencia es la ciencia de la paz, los que estamos en guerra con nosotros mismos siempre llevamos las de perder (los papeles). Como mucho podemos aspirar a una victoria pírrica. Pero ni Job podrá quitarnos lo bailao.

jaio dijo...

La paciencia no es una virtud porque cuanto más se practica más se agota y las virtudes son al revés, mire usted la virtud de la lujuria... cuanto más se practica mas se tiene.

No obstante ¿quién ha dicho que ser virtuosa es bueno?

Me ha gustado caer aquí desde la página del feo. Volveré. Me ha gustado este rinconcito.