4 de junio de 2008

sabiduría post-it

a veces diminuta tiene revelaciones existenciales,
verbigracia:
igual que de repente
las cosas fueron bien
sin saber cómo,
cabe la posibilidad
que de repente
las cosas vayan mal
sin saber cómo.
en esos casos diminuta las envasa al vacío
y las pone en la nevera.
por si algún día necesita consuelo además de yogures.

1 comentario:

1400gramos dijo...

Yo hago uso de vitrinas. Y en caso de necesitar consuelo paseo por el museo y contemplo las cosas que se han ido viviendo. No hay nada peor que comerte por error una revelación existencial caducada. Si directamente las consideras algo pasado, ya no hay riesgo.

Aunque siempre habrá hambre.